miércoles, 19 de julio de 2017

La bufanda gris

Dos veces, contigo cerca recuerdo
haber calentado por debajo de mi boca las palabras
con la bufanda gris, que tanto te gusta
y que ahora, no sabe vivir sin ti
por ser su única razón.

Brazo en tela de algodón
unas manos que ausentes
te sienten en presente
cuando añoras el abrazo
que nace del corazón.

Te quiero,
por ser feliz con tu sonrisa aprendida.
Te quiero, por regalarme el brillo de tus ojos
cuando más apagados se sentían.

Luna nueva, flotando, inerte
y sin sentirse a solas.
Todo lo que te puedo dar
es todo lo que sin pedirme ya tienes
caricia del inmenso mar
al perfilarse en la arena sin terminar
una....
de sus penúltimas olas.

Es la melodía de los sentimientos
el perfume más sagrado.

Llenas, y en silencio, la verdad.
Y la verdad, es que eres la parte más bonita
de este silencioso cuento.