viernes, 15 de diciembre de 2017

Navidad, y una Margarita

En una noche tranquila como esta
dejé una sonrisa
dibujada en tus ojos,  que me miraban
dándome las gracias por estar.

Dando las gracias a la vida,
por el único placer,
o por el puro placer de estar viva.

Diecinueve rosas, y una Margarita de seda y blanca,
que le ha devuelto la verdad a la razón.

Te vi perdiendo corazón,
pero quedó  sintiendo,  iluminado y vestido
con la misma seda y blanca
que te ha hecho guardar
la parte amarga en el cajón.

Subí detrás, ya de noche,
te vi reflejada en el balcón,
las luces de este temprano diciembre
se dejaron ver cuando yo mas quería verlas
y es que, me moria de ganas de volver a verlas junto a ti.

Y apareciste de nuevo, como la Navidad, silenciosa...
mas hermosa aún, que cuando te creimos marchar.

Déjame que te diga...

hoy, 
me parecio ver que nevaba,
seria una ilusión, por que no fue así,
a lo mejor fue que soñaba contigo
a lo mejor fue así
y que puedo decirte
deje de sentir el frio
pero seguí sintiendote a ti.


No recuerdo en mi vida
un regalo mas maravilloso
que volver a escuchar tu voz
que volver a escuchar tu sonrisa.

Creo en los angeles,
y creo en la parte final de los años
que resumen una parte de la vida.

Creo en las luces de colores de los cristales,
en las partes altas de la ciudad,
que me hacen recordar,
que hay partes de la vida...

que pueden volver a empezar.

Eres, esa parte de mi vida.

Y la luz...de esa Navidad.





miércoles, 22 de noviembre de 2017

Al amor y a la muerte

Todos quedamos tumbados a final,
y todos, o casi todos nos damos por besados al final.

Quedan, los besos que no has dado
y los cuerpos sin caricia que olvidastes al marchar.

Flores en el agua
un lamento perdido por detrás,
y el silencio oscuro que derrama...
entre la piedra fría
y la ceniza sin gracia en la palma de la mano...
que se deja atravesar.

Ahora estoy desnudo
y tu, pidiéndome la luna
te conviertes en nube
y la atraviesas
por la parte que no cubre
mas que la mitad.

Es sincera una palabra
mas, que las que nunca se escriben
por miedo a derretirse entre la tinta
por miedo a desangrarse con verdad.

Me voy,

acompañado de esa luna que mira

todas mis noches

a través de ese cristal.




En el pueblo dos calles

En el pueblo dos calles
alumbrando, una por orilla.
¿Qué aire, qué viento te acercó,
para cogerme la mano Josefina...
y nunca  jamás soltarme?

El tuyo Manolo
que se metió directo en mis pulmones
acompañado de tu primer beso
que con el último que me diste
me sigue haciendo respirar.

Cuarenta años soñando
dos uves de Victoria en una mano,
la tuya y la mía que agarradas
juntaron a Virginia con su hermana.

Cuarenta años navegando
en barco sobre la tierra
suma la fecha que nos casamos,
Santa María de Don Benito
dice 100, que es la mitad de los años
que quiero seguir junto a tí... a tu lado.

Una palabra
lo cambia todo...
Pasaste la vida en un Banco...
una vida para mí,
es sentarme, en el perfil del otoño
rodeados de sol
mientras me miras a los ojos, y me dices sin decir...
en el tímido parque de hojas secas que se caen
cerca del banco de madera
que sí que me deja sentirte.

Jose Antonio, Manuel,
Mari Tere y Juan Carlos...
sois... las cuatro piernas de ese banco.

Y un amanecer...

Manolo, Rosa La Jabeña...
Paca... Saxo Joaquín
Un: Do, Re, Mi, Fa...
tan sonoro, como que ahora vosotros
por ellos podéis bailar.

Manolo,
Mérida te vistió con su uniforme,
y llevas Galones para dar y tomar
me quedo con el tuyo, me dijo, quien te quiere
antes que con el de Superman.

Bendito Domingo de Junio
de un 17 del año 73.

Me vienen vuestros labios
hablando por los dos
quedaría sentadita en ese banco
cuarenta... y mil años más

La vida, al final, queda en palabras
descifra tu nombre, el mío...
y el de todos los demás.












Laguna

Un brazo medio mordido.
El susurro, en una cama caliente,
la voz gritando en  medio de la nada.

Cuencos vacios.
El cristal de un vaso que rompe en la palma de la mano.
Dulces caricias en la madrugada
y el sentir de una sombra
que desaparece, tan cerca y lejos de la almohada.

La bandeja
derramo su café en la mañana
cristal limpio, sevilleta con peso de cuchara
y empapada...

Flores desaparecidas
flores muriéndose en la puerta
y yo, muriendo con el tiempo
tiempo sin fruto siembra huerta.

Voz a multitud
pensando cada palabra abierta
un segundo a distancia
sangre derramada
dedo de pincel.

Gotas del cielo con la boca abierta
tragos de ansiedad
piel fundida de arena
y versos entre rejas sin salida y sin verdad.

Araña liso espejo
el triangulo de estrella.
Suave luna
hielo a la mitad
laguna de reflejo.

Siento el calor
que me acarcia
delante de mis ojos.

Quiero saltar
rendirme al paso de los locos
y perderme en realidad.

Acaba de nacer la serpiente del otoño
entre las  hojas nocturnas
y el silencio...
de la noche que escondo.







martes, 21 de noviembre de 2017

Me he quedado dormida.
La flor sigue en su sitio, esperando la noche.
La que espera el nuevo dia...
es la vela, que al abrir los ojos...
sigue estando encendida.

Sueño y sin querer, y siempre con las estrellas.
La verdad se ve en la piel,
como el tiempo susurrando junto a ella.

Me dejé latir.

Ha sido el corazón,
el que sintió,
con los ojos bien cerrados...

la timida luz de la canción.

He besado mi pecho
sin llegar a tocar sus labios.

He rozado la puerta
sintiendo un frio,
que paraba corazón
sin parar espacios.

Luna de vela
y siempre lágrima,
guardada en la parte del cojin
que nunca dice nada...

Llueve en  los vasos hacia atrás
como los besos
que espero y siempre...
antes de entrar.

No te das cuenta?
tu corazón es siempre el mío
el mío...que ni sabe a donde va.

Puedo alejarme,
pero quiero que sea
agarrado de tus manos
las que notaron el calor
de ese cuerpo a si mismo.

Te quiero corazón.

Me vuelvo aire, y sin querer...

y te respiro...

te respiro...

Respiro.




domingo, 19 de noviembre de 2017

Manos de rama

Me acerqué. Había una puerta en el jardín y una boca con lágrima. Tu mirada atravesaba la pared y yo, detrás de ella, me perdí en un sueño que jamás quise entender.

Me veo de niño, descalzo, tocando la arena sin playa en una tierra más descalza que mis pies sin zapatos. Había una cueva en el camino y llevaba hacia aquella montaña nuestra que se veía desde la ventana, la del lobo la llamaban. Y qué curioso, porque nunca lo vi. Y sí sentí sus arañazos con el tiempo en la distancia.

Allí me dejé llevar de la mano del abuelo, caminando. Allí solté, junto al aire, sus cenizas cuando ya no estaba. Las suyas en mis manos, también las cenizas de mi abuela. Fue un canto y vi color en aquel cielo sin nubes. El lobo de aquella cueva sin nadie me llamaba la atención. Y dejé que, un poquito, me mordiera. No la mente sino la razón.

Volveré porque aquel camino dejó desnuda mi infancia, muy cerquita de tu brazo. Una fragancia es sentirte caminar sin estar, no estando lejos de tu mano.

Vuelvo porque quiero despertar. Son los sueños acordes en forma de fuego artificial luchando con la voz que no encuentro. Me siento cobarde. ¿Te acuerdas? Si ahora tus besos fueran el aire, me escondería entre ellos y quedaría dormido entre tus piernas, como las noches de Getafe que me invitabas a reír y me pensabas en tu baile. Duérmete niño, duérmete niño, así te espero, como el sofá de mis recuerdos, siendo un niño mirándote a los ojos descubrí que la mesa donde posabas tus gafas fue la mesa que mis manos querían compartir.

Te sueño, Tomás. Te sueño siendo tu nombre mi nombre, mi amigo. Te sueño.

domingo, 5 de noviembre de 2017

Dos hojas

Toda la poesía guardada
es una nota musical dentro del oído.

Quedan
la memoria y el silencio
tatuadas en papel
por la única respiración
que no hace más que acercarse...acercarte
una puerta, una boca...llena de miel.

Una mano para coger un sol
y las ventanas abiertas.
Una luna tan llena como el recuerdo
una luz, por toda la oscuridad del universo.

Camino, hacia los árboles rotos
palpando sus ramas en el suelo.
El agua me cubre los pies
y su voz solo un momento.

Vuelvo, muy despacio, por verte de madrugada.
brillos en el cielo.
Caricia de aire, transparente...y azul
Cierro los ojos, para volverlos a abrir
Cuéntame en dos hojas la novela
mañana sabré de ti.


miércoles, 1 de noviembre de 2017

Dentro del agua

Me regalé una flor esta mañana.
Tiene los pétalos rojos,
y su jarrón es una copa de cristal
de las pocas que me quedan.

La mitad de sus tallos bajo el agua,
son el espejo de la vida... aumentados...
y volviéndose más limpios.

La boca bajo el agua, busca siempre respirar,
al revés que la Rosa
que besa con sus piernas el agua
y se deja crecer
en la parte de su cuerpo que solo el aire toca.

Buscando la luz
como todo el que solo ve sombra
o se asombra cuando no la ve.

Rosa roja... háblame
y dime qué sientes dentro de tu copa
veré qué puedo hacer.

domingo, 29 de octubre de 2017

Sombra de maiz

Con las manos separando la tierra,
aliviándola de sed
para volverla a nacer, y crecernos,
con la parte de tu tiempo que alimenta.

Tiempo que te ve como el pincel,
que deja acariciarse sobre el lienzo
Fuego a lento y en la noche.
Velo de seda danzando con la tormenta...
erizándome la piel.

Tus años son los mios,
los nuestros que nunca quisieron  dejar de verte
amanecer, con tus ojos, reflejados en el sol y
besándome la frente.

Eres del libro...
el blanco de la cubierta
un barco de velas con querer...
Lo mas dulce del mar, es tu abrazo de menta,
tu entrada por la puerta
dejándote ser

Tu voz quedo en la niebla
puedo seguirte sin ver
por el perfume de tu miel
y por el cuerpo que la puebla...Papa

lunes, 23 de octubre de 2017

Sombra de piedra

Que esconde duque?
jaulas atrapadas en el hielo
y una luz, mitad de mitad
entre las  manos arrugadas y  en silencio.

Perfume de humedad
y una piel del frio de serpiente
recorriendo los pasillos con los ojos cerrados
adivinando con su lengua la verdad.

Tiempo,
mas fuera que dentro.
atravesando...lo duro de la pared
sin darse  cuenta, que la luz que no ve
es la misma que a fuego
se incendia en parpadeos para esconder
el poco arte que no encuentra.

Me quita la sed
las meninas sin meninas y el judío
que atraviesa la pared.
El destello de luz , tumbado en el lienzo vertical.
Las ramas que pintaron la madera con sus dedos.
Las lagrimas de un corazón pintadas en su rostro.
Las tazas esperando su café, y el quedar...
por el silencio de dibujos adormecido.

Que es conde Duque?
una huella pisada, en el barro
una jaula cerrada
alas que se acercan y que están
que hablan por la punta de sus picos
y cierran con silencio al despertar...
al despertar...
siempre aves...
y siempre al despertar.

miércoles, 11 de octubre de 2017

La hora de la luna

El inclinado perfil del cuerpo de tu mesa
martes, clases de baile con los pies en la tierra
seis, y con su y media
dibujando círculos en el aire.

Los dueños de la existencia
perdiendo la inocencia que adentró en el Mar
dibujando en la arena la paciencia
que lleno de agua su mitad.

Me quedo
con las miradas y sus brillos
y el latir del corazón en madrugada
y esos besos al cristal
que nunca dicen no...
y se transforman
en piel sin pedir nada.

lunes, 31 de julio de 2017

Fuente de agua

Es sentir.
La lagrima cuando te lo cuentan cantando,
o como cuando cantando te la cuentan.
Solo habían caricias en el aire y notas musicales,
y una voz saliendo de su alma
y un silencio de la mano.

Cuando tienes la Magia justo enfrente
solo quieres respirarla
bañarte en su rio
con el Mar a la espalda.

Cuando ves lo profundo de ti
con unos ojos que no son tuyos...
solo quieres vivir.

cuando te acercan a una vida
que no viviste por dormir

te acercas a su tierra...
bebiendo del mismo jardín.

miércoles, 19 de julio de 2017

La bufanda gris

Dos veces, contigo cerca recuerdo
haber calentado por debajo de mi boca las palabras
con la bufanda gris, que tanto te gusta
y que ahora, no sabe vivir sin ti
por ser su única razón.

Brazo en tela de algodón
unas manos que ausentes
te sienten en presente
cuando añoras el abrazo
que nace del corazón.

Te quiero,
por ser feliz con tu sonrisa aprendida.
Te quiero, por regalarme el brillo de tus ojos
cuando más apagados se sentían.

Luna nueva, flotando, inerte
y sin sentirse a solas.
Todo lo que te puedo dar
es todo lo que sin pedirme ya tienes
caricia del inmenso mar
al perfilarse en la arena sin terminar
una....
de sus penúltimas olas.

Es la melodía de los sentimientos
el perfume más sagrado.

Llenas, y en silencio, la verdad.
Y la verdad, es que eres la parte más bonita
de este silencioso cuento.

















jueves, 13 de julio de 2017

Dame un beso

Hay palabras en el aire
flotando a tu alrededor y siempre junto a mí.
Pero aún no están juntas
y quiero hacértelas llegar
para que sí lo estén
y te acuerdes de mí
en este dia tan especial.

Es... como la luz de tu primavera
la misma que te vio nacer.
Transformados los peldaños
que me guiaron y siempre hacia tu alcoba
así,
cada uno de mis días contigo
para ascender
y juntos hacia él
mi querida Jacoba,
hay un gran bosque de flores que huelen a ti
que me hacen recordarte, cuando tú no estás cerca.

Juntas de la mano... ¿Te acuerdas?
HOY te la doy yo a ti
y bailaremos en la distancia.

Madre
sé que recorrí los mares escuchando el ruido de tus olas
y sé, que todo lo que soy
se lo debo a tus aguas
cristalinas, transparentes y tan llenas de verdad
la que tú siempre quisiste hacerme entender.

Ahora lo sé
y soplaré con ese viento marino extremeño
las velas de tu tarta, y pediré también deseo
tenerte en todas las vidas
que me queden por nacer
siempre que mis ojos
con el beso de tus buenas noches
me digan: Te veo.




La caida... LIBRE

Me siento caer,
mientras el cuerpo se funde con el aire
a doscientos kilómetros por hora.

Todos tus pensamientos desaparecen.
ver la tierra a cuatro mil cobra sentido
cada una de tus sensaciones se multiplica
como un orgasmo en nacimiento sentido por la madre
que te dio la vida...

y volar





viernes, 7 de julio de 2017

Sandro y yo, yo y Sandro

No llevo suela en los zapatos,
ni arena en los bolsillos.
Si un compás de literatos...
Avisados por el canto de los grillos... quiero soñar.

Ni remos en mi barca...

No llevo piedras en la espalda,
ni veo isla para despertar
que me guarde en su falda
quiero que me duela al caminar.

No quiero vivir sólo a ratos
Parte y dame, la parte más sincera de la eternidad.

Sólo hay una vida,
una vida soñada.
Regálame a cara o cruz...
(como quien busca, en sombra luz)
lo que está bien, y lo que está mal,
sin jugar, el todo por el nada.

Retales aprendidos en sus sombras,
parches, descosidos en la alfombra.
Una luna,
sin ojos que mirar...

Momentos perdidos.

Se perderán ...
Se perderán ...

Que la vida se va...
a tu manera.

Que la vida se va...
a tu manera.

Que la vida, a su manera,
igual que viene se va.

Se perderán...
Se perderán...

Como esas luces eternas del cielo
que se borran con las nubes,
que nadie sabe adonde van...
y que siempre vuelven,
guiando en horizonte
al alma mas profunda de la soledad.


                                                      a Emilio y Sandro.

martes, 4 de julio de 2017

Mañana

Al amanecer
conversan las aves a silbidos
entre las sombras sin Sol
distingo una nota en español
amarrada a las ramas de sus nidos.

El amanecer
me pide una rebeca de color gris
para guardarme de la brisa fresca
Verano... pareces  primavera.

Brisa fresca, sincera
piel desnuda, alumbrada...oasis...
noche en las estrellas
orilla de la mano prendida

por el aire de una boca
a boca encendida

fuego de  yesca.

Luz en el manantial,
bajo de Luna.

El sonido del silencio me despierta.
y la verdad...puede parecer aunque no sea...
un segundo a medias.

Cierro los ojos para despertar...
y vuelvo sin querer... dos pasos atrás
y me quedo con su olor.

Cojo carrerilla y salto... respiración... acantilados de aire...

Abro los ojos para soñar
y siempre me encuentro misma verdad.

El alimento de la noche
es la luz de sus días.




lunes, 26 de junio de 2017

El claro de tus ojos

Del salto, de la nube gris
al claro de una fotografía.


El sonido de unas llaves
y el perfil con su reflejo
en el espejo de marfil,
para salir como tu sabes.

Perfume de tiempo
monedas a dos de tres
tú lo sabías,
en mismos días
monedas a una, y silencio
a una de tres.

La mayor de las monedas
fue la luz de tu cartera
en el rincón que sin madera
a fuego, iluminó las praderas
alimentadas con tu piel.

¿ Quien constituye mis ideas?...


                                   Tú...MIGUEL REDONDO.






jueves, 15 de junio de 2017

Espejismos

Nube, aire caliente, ahora está lloviendo.
Perfumes de recuerdo.

En la entrada de la puerta de cristal,
los susurros con sus voces, siguen durmiendo,
y el reflejo es una luz que parpadea,
y la luz... cristal de único espejo

esperando a que baje la marea.

Manos sin vidas
posadas en el centro del corazón
aguantando la respiración
de una canción a mediodía
recitada con razón
arrugadas de tiempo

peso de mina.

Agua de azul oscuro
tèmperas de rama dibujadas...
dentro de la piel.

Avísame cuando me caigas,
los avisos, quedan neutros y siempre
por el paso del peso de escalera,
y siempre me hacen llorar
y me dejan en la copa de cristal
 posos... cubiertos de cera.

Quedé quieto fíjamente 
observando la figura del espejo.
¿Dónde quedó niño dormido?
¿Dónde empezaste a soñar?

Pupilas de acantilados dormidos

espejismos...

 con olor a  MAR





domingo, 11 de junio de 2017

Llegará

Cuando la piel, esté tan cerca de la roca
que por su brisa de lluvia de agua
apenas pueda ver.

Nubes de secretos
acumulando en el aire
a falta de besos... sensibilidad.

He oído cantar
al extraño futuro
en las olas oscuras del Mar.

Nada de nadie
el más puro recuerdo
besa cuerpo de aire
en la cueva de la felicidad...

Puede salto y reza
acompañado por las estrellas.
Acantilado de uvas llenas,
una maceta por Sol...

Abrigada a la única llave que aparenta... que no necesita fortaleza
si cuenta con mismo Sol.




                        


                     

sábado, 3 de junio de 2017

Emociones

Queda
la noche silenciosa
y el susurro one quiet night de Pat Metheny
envolviéndolo todo.

Queda
la Poesía, y su beso de tinta
y la luz, tras puertas cerradas
y la caricia de la media Luna
a punto de marchar.

Son
las ramas quietas del árbol
el brillo del portal casi apagado
el perfume de unas nubes que se alejan
llevándose el agua por detrás.

Nunca se acabará con el Arte, dijo Goyo,
y recordé
la estación de las hojas secas
y el principio interminable de mi agotamiento.

Puedo marchar
en este preciso instante,
o puedo dejarme llevar
con los puntos suspensivos de mis palabras
que nunca van por delante...
que llenan la arena de mar.

Puedo sentir la noche
y esconderme en el reflejo del cristal
y volverme loco pensando
tragando al resbalar
el brillo de una vez por lagrimal.



viernes, 2 de junio de 2017

Sustancias

Quedan las flores
a los pies de una montaña lejana
y el aroma del río
salpicando el aire tan cerca
que fue la forma de tu brazo
pétalo en barca sin frío.

Acompáñame al horizonte
que los remos de cristal
no disimulen el agua
que la verde isla quede quieta
y que la noche
sea sombra de luz
dentro de su propia hoguera
dulce ceguera si al cerrar
sí que me quedan estrellas.

Cuerpo desnudo y centro de tormenta
besos en vasos versos bebidos en dos brazos
manantial de tu boca en un beso
círculos de piel
pésame de recuerdo.

Vuelo en la ventana
y olvido.
Todo fue mitad
como los huesos de ese pollo
última tres cenas.

Me alivia el agua muerta
y las voces que no sé ni dónde están.

Fuera... lejos del ruido
sólo sé estar.

miércoles, 31 de mayo de 2017

CAS-ARTE

De mañana,
entrando por el garaje
sintiendo la nube del que crea
al revés que los Reyes Magos
que lo hacen en la noche y por la chimenea.

Subiendo, peldaño por escalón
pasando por cocina y descansillo
y después a su salón.

Monedas muy grandes,
en una pared con brillo.
Una imagen en el televisor,
la música vino después
improvisación sin fin
manos en violín
humo de trovador.
Miradas de rostro sencillo
fundiendo corazón con mismas paredes.

El verde de ti, David, fue la terraza
con más flores que nunca,
con más amigas y amigos que migas,
con más verdad
que la que casi nunca se pronuncia
con velo de canción sin ukelele
en la noche en la que el aire
es la sábana bendita del vino
que a falta cuatro comparten...

              una sensación.


viernes, 26 de mayo de 2017

El vals de los ahorcados

Es...
el pómez del rostro
el que detrás de la puerta
busca a quien aguante con su peso...
sin más.

Yo me quedo con lo puesto,
con el reflejo, de una mirilla transparente
y su visión en el  portal.

Queda
una boca abierta mirando al cielo
y unos ojos cerrados que recitan
y unas manos boca abajo
posadas en el corazón de la arena.

Luna sobre círculo esperando el 27.
Ábreme generación
despierta en corazón
la amable lluvia que no vuelve.






jueves, 18 de mayo de 2017

Indian Summer

Debajo de la piedra
escorpión de mármol.

Párpados de silencio
hoguera en el círculo de agua
y líneas,
dos por cada paso.

Trueno de la madrugada
levantando las raíces
dejándolas en nada,
y seguir...

Madera de pared,cama empapada.

Círculo de VeRsoS
BeSoS... profundo Mar...

profunda ReD.


FAC

Acordes...
perfumaron el aire.

La tela,
cubierta del alimento extraño de las miradas.

Una posada.
Brazos en madera
puntas, bello de crin.

Cascada...
sueños.
Mentes con dueños...
silencios
cara a cada...
confesion de Azorín.

Nublo por estar, y,
cuentas...
por cada una de las lágrimas
con una sonrisa nada más.

Furia...
Acción Camaleónica

Nubes
reflejadas
muy dentro de ese Mar.

Pocas olas
misma respiración
elevándose sin voz
con ayuda de un pulmón... multiplicado por razón.

Nacen notas
agresivas... suaves...
todas las bocas,
armónica
velo de cristal
y un punto suspensivo
una vez
fue por nacer
las demás
vinieron solas...


martes, 9 de mayo de 2017

boa de incendio

Acantilados de papel
y un sol, atravesándote la espalda.

Barrote, sujetándose en tus brazos,
dos ladrillos en el portal
azules, amarillos...
reflejos de trazos
ojos de cristal.

Adivina la esperanza
que dentro de tu propio marco
veo venas como lanza
un marinero con mar
diente y medusa con barco...

Adivina adivinanza



                     a  David  Heras Verde



Que sangra mi aorta

Lápices sin punta
y un corredor de luz azul
a siete centímetros del aire
cemento, cruces sin luz
bocanada de aire abierto
muerto, despierto y sin cruz.

Sin piel hacia montaña
es la cascara
la que sin ruido despierta
mal aullido en la mañana
de Sol, y mirada casi muerta.

Ahogas sin saberlo
y serán las manos muertas
las que estrangulen
tu alma de desierto.

Bajo escalones en paz
porque subirlos no quiero
como estrella fugaz
aparecí como me fui
estando sin estar...

No te echaré de menos.

sábado, 6 de mayo de 2017

ya

Del quiero sentir, al déjame llevarte.
La razón, no se conforma,
con la poca lluvia del amanecer...
ni con la arena de aquel espejo,
entre charcos diminutos,
reflejos, que ninguno...
quería llegar a ver.

Labios en horizontal.
Silencio...
amarrado, como el vaho a la tela transparente...
sin dueño, sin cristal.

Dame, dulce Luna,
los ojos y las olas,
que rompen cerca de ti
cuando nadie está despierto.

Nube de estrellas en la noche
desierta la cama de arena
desierto yo sin ti...
vuélveme a encender
sin fuego, sin piel en la pared de la cerilla
sin préstamo... sin humo y sin ceniza
con dedos que si, lamiendo el fluir correr
de todo un mundo
terminado por orilla.







martes, 2 de mayo de 2017

Asi me quedo

 Ensoñación, sombra de flecha.
 Cuento... ojos cerrados
 bebo, sin perder camino
 puerta blanca, estrecha.
Palpo... color, dando vueltas con los dedos.

LUZ
amarillea luna, en el fino cristal del portal.
Los naranjas, hacen del ladrillo... suspense
labios a balazos, agujeros fríos... calientes.

Ya de ti
me dejas el azul, ocre y gris de los suspiros
amaneces porque sí
regalándome la voz... que me imagino.

Vidas de cuento...
una...
por cada una, de su minúscula realidad.

La voz, apagada, no tiene sentido
y me vuelvo hacia atrás...
para poder respirar.










jueves, 9 de marzo de 2017

Fuga

Tierra virgen, humedecida...
cuento a la memoria
lápida sin nombre
cabeza sumergida.

Final.
Presente detenido
volcán enfurecido
columna de cristal.

Desde mi locura
lancé mis poemas
para anclarme
en tu carne -Jodorowsky-.

O cómo hacer
del infinito
un disimulo
sin que te des cuenta
por mis ganas de besarte.

LEJOS DE TUS LABIOS
corazón en el aire de tu voz.

Risas
con pisadas sin prisas...
y el latir del aire
acelerándose al marchar
con los ojos cerrados,
con miedo a la verdad.

Hay praderas floridas
esperando el agua
de las flores que desean
aún con almas doloridas.

Nunca duermo en mi cama
se me hace fría... pesada...
duermo con las estrellas
que se ven desde el sofá
mirando por la ventana.

La ilusión
es una fuga
y soñar... la mía.

Tierra virgen humedecida
bésame pronto los labios
o moriré
soñando que es mentira.

















sábado, 4 de marzo de 2017

Idana

Con gorro de lana blanca.
Justo delante el coche rojo
un cuerpo sin sombra arriba en la farola
y una voz en la ventana.
... / /
El perfil de lo nombrado
es una luz del mismo cielo
paseando por la tierra... / /
una sonrisa por debajo de tu velo
dejando sin bala la guerra...
círculo dorado.

Son instantes.
Momentos, minutos
y segundos de la vida.
A mí, se me hizo muy corto.
Marzo y tres
de la mesa tres
justo delante del agujero.
Zona zero
y tú, riéndote con él.

Me guardo...
el brillo de tus palabras
el labio de tus ojos
y lo bonito de la noche...
y el tatuaje que sí que besé
imaginándome, tus labios cerca de tu muñeca.../ / Blanca piel.

Y gira...
sigue girando la tierra.
Y qué pasada, que en una de esas vueltas
giraras conmigo también.

               Eres Mágica... / /
    Como esas olas que al romper...

    nunca se vuelven solas.










lunes, 20 de febrero de 2017

De lejos

Espejos,
mil pedazos de carne...
dos docenas de huesos.

La noche, vuelve a mirar,
con esa luz blanca que le cuelga de su techo.

Solo un lápiz.

Vuélveme,
treinta años atrás,
que los besos que sí di
vuelvan a ser verdad.

Que: Poesía,
termine haciéndome llorar.

Y que el silencio...
que el silencio,
siempre se niegue a hablar.







martes, 14 de febrero de 2017

San, va, lentín.... osea despacito.

"El amor del hueso
por la tierra que lo descompuso,
eso es lo que permanece".
-BUKOWSKI-

El Mar
en piel de red, memorizando la parte
más amable de la distancia
a la que nunca se le ocurre hablar
del disuelto arte
que mamó,
sujeto a manos de la infancia.

Vigila porvenir.
Añoro el aire valiente
las persianas medio bajadas
el labio sujeto, al tuyo, y caliente...
entre tus piernas congeladas.

La pared
repleta de serpientes
sólo sabe mirar...
te, ¿te es tan familiar?

Ahora y en la hora
del pésame, tras la puerta,
el azul ya ha cubierto el lienzo.
Sólo me quedas Tú.


lunes, 6 de febrero de 2017

Transparente detras

Tres lienzos
en dos paredes, mirándose, desde lo más profundo de sus telas.
Mitad verdad y mitad de otra,
articulando sentimiento, dentro, mismo aire.
Madrugar de horas tempranas
caricia, mano invisible
que se acerca, para sólo recordarte
que lo más sensible del arte
es su beso compasible
y siempre, de una única boca entre ventanas.
Lluvia del color de la miel.
Aves del color de sus ojos.
Dos olas rompiedo en silencio
y tanto Mar.



                      





domingo, 29 de enero de 2017

C´est la mer alle´e Avec le soleil

Ayer,
perdí la vida en un momento.
Los dos últimos pasos, fueron en horizontal
y mi cabeza acarició por un cristal
el gris de un alquitrán vestido de cemento.

Mi última palabra: ¿Ya?
Y el pensamiento fue detrás
como una sombra de su cuerpo
y en silencio.

Hoy estoy dentro del muro,
entre jardines vacios
y voces lejanas,
separado de la vida
por el aire nada más.

Solía pasear,
acompañando la luz del sol.

Solia soñar,
y fueron mis sueños
lo único en la vida
que me quise llevar.


Como el Mar, aliado
con el Sol.


Una canción, únicamente.
Eterna...

Palabras.
Un ligero susurro...

Y el beso a corazón 
más infinito.









sábado, 7 de enero de 2017

Pasa, y al pasar...

Entré por su cuneta
y adiviné la distancia.
Igual que vine, habría de marcharme.
Los elegantes trajes, dentro, separándome el cristal.
Una luz, medio a ciegas me dejé llevar
y pude separarme de la espada
antes, de que pudiera cortar.
Fuego, a un palmo de mis manos.
Oculto entre los sueños sin estar dormido
culpable por no saber
y vencido por esperar, siempre o casi siempre tan bebido.
Duermo, bajo la misma puerta cada noche,
y cada noche entreabierta...
y cada noche, un poco más muerta.
La línea, acaricia siempre al principio
pero no al final.
Almohada piel, pluma de ave
susurros en el aire, y ramas, secas,
derramándome la miel.