miércoles, 19 de julio de 2017

La bufanda gris

Dos veces, contigo cerca recuerdo
haber calentado por debajo de mi boca las palabras
con la bufanda gris, que tanto te gusta
y que ahora, no sabe vivir sin ti
por ser su única razón.

Brazo en tela de algodón
unas manos que ausentes
te sienten en presente
cuando añoras el abrazo
que nace del corazón.

Te quiero,
por ser feliz con tu sonrisa aprendida.
Te quiero, por regalarme el brillo de tus ojos
cuando más apagados se sentían.

Luna nueva, flotando, inerte
y sin sentirse a solas.
Todo lo que te puedo dar
es todo lo que sin pedirme ya tienes
caricia del inmenso mar
al perfilarse en la arena sin terminar
una....
de sus penúltimas olas.

Es la melodía de los sentimientos
el perfume más sagrado.

Llenas, y en silencio, la verdad.
Y la verdad, es que eres la parte más bonita
de este silencioso cuento.

















jueves, 13 de julio de 2017

Dame un beso

Hay palabras en el aire
flotando a tu alrededor y siempre junto a mí.
Pero aún no están juntas
y quiero hacértelas llegar
para que sí lo estén
y te acuerdes de mí
en este dia tan especial.

Es... como la luz de tu primavera
la misma que te vio nacer.
Transformados los peldaños
que me guiaron y siempre hacia tu alcoba
así,
cada uno de mis días contigo
para ascender
y juntos hacia él
mi querida Jacoba,
hay un gran bosque de flores que huelen a ti
que me hacen recordarte, cuando tú no estás cerca.

Juntas de la mano... ¿Te acuerdas?
HOY te la doy yo a ti
y bailaremos en la distancia.

Madre
sé que recorrí los mares escuchando el ruido de tus olas
y sé, que todo lo que soy
se lo debo a tus aguas
cristalinas, transparentes y tan llenas de verdad
la que tú siempre quisiste hacerme entender.

Ahora lo sé
y soplaré con ese viento marino extremeño
las velas de tu tarta, y pediré también deseo
tenerte en todas las vidas
que me queden por nacer
siempre que mis ojos
con el beso de tus buenas noches
me digan: Te veo.




La caida... LIBRE

Me siento caer,
mientras el cuerpo se funde con el aire
a doscientos kilómetros por hora.

Todos tus pensamientos desaparecen.
ver la tierra a cuatro mil cobra sentido
cada una de tus sensaciones se multiplica
como un orgasmo en nacimiento sentido por la madre
que te dio la vida...

y volar





viernes, 7 de julio de 2017

Sandro y yo, yo y Sandro

No llevo suela en los zapatos,
ni arena en los bolsillos.
Si un compás de literatos...
Avisados por el canto de los grillos... quiero soñar.

Ni remos en mi barca...

No llevo piedras en la espalda,
ni veo isla para despertar
que me guarde en su falda
quiero que me duela al caminar.

No quiero vivir sólo a ratos
Parte y dame, la parte más sincera de la eternidad.

Sólo hay una vida,
una vida soñada.
Regálame a cara o cruz...
(como quien busca, en sombra luz)
lo que está bien, y lo que está mal,
sin jugar, el todo por el nada.

Retales aprendidos en sus sombras,
parches, descosidos en la alfombra.
Una luna,
sin ojos que mirar...

Momentos perdidos.

Se perderán ...
Se perderán ...

Que la vida se va...
a tu manera.

Que la vida se va...
a tu manera.

Que la vida, a su manera,
igual que viene se va.

Se perderán...
Se perderán...

Como esas luces eternas del cielo
que se borran con las nubes,
que nadie sabe adonde van...
y que siempre vuelven,
guiando en horizonte
al alma mas profunda de la soledad.


                                                      a Emilio y Sandro.

martes, 4 de julio de 2017

Mañana

Al amanecer
conversan las aves a silbidos
entre las sombras sin Sol
distingo una nota en español
amarrada a las ramas de sus nidos.

El amanecer
me pide una rebeca de color gris
para guardarme de la brisa fresca
Verano... pareces  primavera.

Brisa fresca, sincera
piel desnuda, alumbrada...oasis...
noche en las estrellas
orilla de la mano prendida

por el aire de una boca
a boca encendida

fuego de  yesca.

Luz en el manantial,
bajo de Luna.

El sonido del silencio me despierta.
y la verdad...puede parecer aunque no sea...
un segundo a medias.

Cierro los ojos para despertar...
y vuelvo sin querer... dos pasos atrás
y me quedo con su olor.

Cojo carrerilla y salto... respiración... acantilados de aire...

Abro los ojos para soñar
y siempre me encuentro misma verdad.

El alimento de la noche
es la luz de sus días.




lunes, 26 de junio de 2017

El claro de tus ojos

Del salto, de la nube gris
al claro de una fotografía.


El sonido de unas llaves
y el perfil con su reflejo
en el espejo de marfil,
para salir como tu sabes.

Perfume de tiempo
monedas a dos de tres
tú lo sabías,
en mismos días
monedas a una, y silencio
a una de tres.

La mayor de las monedas
fue la luz de tu cartera
en el rincón que sin madera
a fuego, iluminó las praderas
alimentadas con tu piel.

¿ Quien constituye mis ideas?...


                                   Tú...MIGUEL REDONDO.






jueves, 15 de junio de 2017

Espejismos

Nube, aire caliente, ahora está lloviendo.
Perfumes de recuerdo.

En la entrada de la puerta de cristal,
los susurros con sus voces, siguen durmiendo,
y el reflejo es una luz que parpadea,
y la luz... cristal de único espejo

esperando a que baje la marea.

Manos sin vidas
posadas en el centro del corazón
aguantando la respiración
de una canción a mediodía
recitada con razón
arrugadas de tiempo

peso de mina.

Agua de azul oscuro
tèmperas de rama dibujadas...
dentro de la piel.

Avísame cuando me caigas,
los avisos, quedan neutros y siempre
por el paso del peso de escalera,
y siempre me hacen llorar
y me dejan en la copa de cristal
 posos... cubiertos de cera.

Quedé quieto fíjamente 
observando la figura del espejo.
¿Dónde quedó niño dormido?
¿Dónde empezaste a soñar?

Pupilas de acantilados dormidos

espejismos...

 con olor a  MAR